Gastronomía Al sur de Granada

LA COCINA SENCILLA, SABROSA Y SANA DE LA ALPUJARRA

alsurdegranada.com.es

La gastronomía de Sorvilán es la característica de la zona de La Alpujarra, una cocina sencilla, sabrosa y sana, elaborada con productos locales que cada vez son más ecológicos: un gran referente de la cocina de Andalucía. Podrás saborear los ricos platos autóctonos; el plato alpujarreño, las migas cortijeras, las papas a lo pobre, el choto, la carne de cerdo y su gran variedad de embutidos caseros (jamones, morcillas, chorizos, salchichones ..) y quesos artesanos de cabra, oveja o mezcla en el que solo se usa leche y cuajo procedentes de rebaños propios de ganaderías de la zona, acompañados de ensaladas de verduras de la huerta aliñadas con aceite de oliva molida en las almazaras de Orgiva. Todo ello acompañado de un buen vino natural de la Sierra La Contraviesa, hará perfecta tu experiencia gastronómica al sur de Granada.

La proximidad al mar Mediterráneo y la cercanía a las puertos pesqueros de Motril y Adra, ha echo influir en la cocina de esta zona de La Alpujarra, introducido productos del mar en su cocina. Además, esta costa alpurreña, cuenta con pequeños núcleos pesqueros donde adquirir gran variedad de pescado y marisco fresco. Unas de las delicatessen de la Costa Tropical son las quisquillas de Motril, gambas medianas a pequeñas de color rojiza con denominación de origen, los boquerones secos al sol de La Rábita o la zarzuela de pescado de La Mamola.

Para postre te proponemos fruta de temporada, sana y sabrosa, cultivada en la zona, y especialmente la fruta subtropcial como chirimoya, aguacate, mango, papaya… o algún dulce alpujarreño como los soplillos de almendras, los roscos de anís, el pan de higo, los buñuelos y los pestiños.

Recetas Al sur de Granada

Migas cortijeras

Si hay un plato que se ha mantenido intacto desde tiempos inmemorables hasta nuestros días, son las migas. Antaño, las migas constituían el almuerzo diario de los campesinos durante las faenas agrícolas. Las mujeres las preparaban en la lumbre y ellas mismas o los niños se las llevaban al campo. Hoy día se come en prácticamente todos los hogares, restaurantes y tiene bastante tirón en los bares de tapas. Nuestro alojamiento lo incluye en el menú; se trata de un plato para cualquier época del año, ya que apetece al lado de la chimenea en los días fríos del invierno y es un  éxito en los chiringuitos playeros durante el verano.

Ingredientes para cuatro personas:

4 vasos de sémola de trigo / 4 vasos de agua / 4 ó 5 dientes de ajos / 1 vaso de aceite y sal

Echamos el aceite en una sartén y doramos los ajos partidos por la mitad y sin pelar. A continuación, con la mano cojemos un poco de harina  y la espolvoreamos encima del aceite. Añadimos el agua, la sal y esperamos a que hierva. Una vez que ha herbido, echamos toda la harina encima y comenzamos a mezclar bien con una rasera a fuego medio. Y a darle mucho “meneo” con la rasera para deshacerlas muy bien.

El acompañamiento varía en función del gusto de cada uno: pescado (sardinas, boquerones, pulpo …), carne (morcilla, chorizo, tocino …), verduras (pimientos fritos, cebolla asada, rábanos …), melón, gazpacho…

Como mejor saben es cocinadas “en la lumbre” y como mejor se comen es en buena compañía, con la sartén en medio de la mesa, una cuchara “pa cá”  uno y paso “pa lante” y paso “pa tras”.

Así que no te lo pienses más y ponte a cocinar esta receta de ricas Migas.