Concurso gastronómico Guiso del choto

EL EVENTO GASTRONÓMICO DEL AÑO; GUISO DEL CHOTO EN SORVILÁN

Como cada segundo sábado del mes de mayo, se celebra el Concurso gastronómico Guiso del Choto en Sorvilán. Evento gastronómico que reúne en la Plaza de la Iglesia a cientos de comensales, y en el que participan treinta cocineros, que demuestran sus habilidades en la preparación y elaboración de este tradicional plato de la Sierra de la Contraviesa, cocinado con leña de almendro a fuego lento, y degustado por todos los presentes; un jurado, distinto  cada año, será el encargado de elegir los mejores platos.

Concurso gastronómico Guiso del chotoLo que en su día se presentó como una novedad en el calendario de actividades del Ayuntamiento de Sorvilán, a cargo del entonces Técnico de Cultura D. Andrés Viñolo, se ha convertido diecisiete años después en un referente, en lo que a eventos gastronómicos se refiere, que traspasa nuestras fronteras.

Ahora, y desde hace unos años, los mayordomos de la Comisión de Fiestas colaboran con esta gran celebración que mueve a centenares de personas a este rincón del sur de Granada, con la finalidad de pasar un buen día, degustando este típico y verdadero manjar de la Comarca de La  Alpujarra, acompañado de buen vino de Sorvilán, en un ambiente festivo y familiar.

 

Receta del choto al “ajillo”.

Ingredientes; Un choto (cabrito) de la Contraviesa, cinco cabezas de ajo, cinco pimientos secos, un limón, aceite de oliva, sal y vino de la Contraviesa.

Troceamos el choto y lo calentamos en una “paila” (sartén grande), sin aceite, hasta que se desprenda el agua de la carne, retirando esta agua de la “paila”. Añadimos los ajos enteros, (desdentados) pero sin contar ni pelar, los pimientos secos, medio limón en trozos y la sal. Echamos vino de la tierra hasta que cubra la carne y lo dejamos a fuego lento moviéndolo de vez en cuando hasta que se consuma el vino.Concurso gastronómico guiso del choto

En una sartén a parte se calienta 1 litro de aceite de oliva hasta que esté bien caliente y se lo añadimos al choto para dorarlo, moviéndolo de vez en cuando hasta que la carne se quede tierna.

La costumbre en Sorvilán para servir este plato delicioso es colocar la “paila” en medio de la mesa y los comensales, tenedor en mano, van pinchando y con el movimiento de un “paso pá lante y otro pá tras”.

Gastronomía de La Alpujarra.